archivo
Mayo 2011

 

podría escribir mi autobiografía centrada en las distintas respuestas que tuve al teléfono en distintos momentos de la vida.

objeto absoluto y total de la materialización de la neurosis, cuando venían con cable los nudos y los enredos eran mi debilidad.

en otro momento ya solamente con sonar me podía llegar a dar un soponcio, un terror tan profundo que prefería ignorar.

hoy en día me encanta que la que llama soy yo y nadie me llama porque siempre es a muy lejos o muy caro y tengo total dominio de la situación.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

el bordado es un arte ornamental textil y un lenguaje que me empezó a interesar porque lo veo pleno de potencial. un poco como los puntos de la máquina de coser, figurativos o abstractos, de formas más y menos complejas, estoy segura de cada punto esconde un significado único, pero esto no lo sé a ciencia cierta, es algo que me imagino, tipo el código de las flores y qué mensaje te están tirando cuando te regalan rosas o lirios y ese asunto semisecreto y un poco misterioso.

creo que este potencial narrativo se lo encontré a partir de «Amor a mano», pero más por los bordados y el video, no tanto la obra en su conjunto. ojo, no estoy desmereciendo, pero es que el video y los bordados son magníficos, bellos y para mí fueron también iluminadores. si mal no recuerdo los bordados son obra de Andrea Servera y el video de Karin Idelson y Gabriela Goldberg —este post ya parece una lista sábana de nombres y links, pero de paso así se conoce gente.

y al final toda esta larga introducción para presentarles los bordado de otra artista argentina, también contemporánea, cuya obra me alucinó y que apenas vi me llevó a la obra antes mencionada y armé equipo: Jazmín Berakha y pueden también seguir su tumblr.

 

no sé, pero como que hay un espíritu de época que me encanta.

 

 

créditos: 1-6

 

sube la temperatura en la ciudad.

dicen que la falda es al crochet > creer o reventar.

créditos: 1-6

 

se vienen a tope de color.

nunca entendí la asociación entre los colores así y el territorio de lo “vitamínico” —qué, las vitaminas son de colores? no sabía.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

hace unas semanas Tito se reía porque sin querer mi escritorio está casi idéntico y calcado de mi escritorio en Buenos Aires.

fue muy fuerte verlo>  enorme tablón de obsceno tamaño, impresora a la izquierda, lámpara, lapiceros repletos, pilas de post-its, la computadora justo en el centro y luego, a la derecha, todo otro medio metro ocupado con libros principalmente de semiótica, estética o autobiografías [o 2 en 1 mejor], libretas, cuadernos, moleskines varias, recetas, insumos artísticos como lápices, acuarelas, marcadores, papel de origami, blondas y hojas de varios gramajes distintos por si pinta collage y un libro del Método Singer que estoy interviniendo y andá a saber.

todo apiladito que es el terror de la ingeniería pero es mi sistema. Tito observa que trato a la ciencia como arte.

abajo del escritorio están las revistas, las novelas rosas, el costurero y los materiales de bordado —no vengo bien en labores y manualidades igual.

en fin, a lo que iba con todo esto es que ayer visitamos la biblioteca y me traje «Roland Barthes por Roland Barthes». con Barthes me pasa que me parece que escribe dramático como nadie y te monta toda una escena en una sola frase y una novela en una sola idea aunque esté hablando de todas otras cosas, pero no sé mejor cómo explicar lo que me parece y me parece también que es una lectura cuyo placer es solamente comparable al momento preciso en el que sentís un chocolate disolverse en la boca haciéndolo durar como para que el goce parezca perpetuo por un rato. así, a ese nivel.

entonces es que estoy en la cama antes de dormir y leo «Mi cuerpo está libre de todo imaginario cuando reencuentra su espacio de trabajo. Este espacio es en todas partes el mismo, pacientemente adaptado al goce de pintar, de escribir, de clasificar».

y me pasan cosas por dentro a todo nivel.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

me encantan todas las chucherías y la bijoux pero soy alérgica a casi todo y un poco hasta con capricho, como que no siempre los mismos metales me brotan y así. en fin.

por eso es que apuesto fuerte por las hebillitas, los broches y prendedores y los cinturones —estos últimos strictly vintage.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

 

fin de semana de turismo sentimental con unos amigos en Granada. ellos viajaban a un congreso en Sevilla y nosotros bajamos a darles un abrazo y enriquecernos con el paseo.

visitamos la Alhambra, morimos de rosas en los jardines y de ganas de refrescarnos en las fuentes.

también creo que un poco nos tomamos hasta el agua de los floreros, pero conversamos mucho de todo —que es lo que importa.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

 

hay cumpleaños, discos, disney y amor.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

«la pubertad mental»

—conserva la frescura hasta el final.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

el género gif animado no es algo que me vuelva loca para nada pero estos 6 sí que los recomiendo muy calurosamente.

de algún modo u otro me llegan al corazón.

créditos: 1 2 3 4 5 6