podría escribir mi autobiografía centrada en las distintas respuestas que tuve al teléfono en distintos momentos de la vida.

objeto absoluto y total de la materialización de la neurosis, cuando venían con cable los nudos y los enredos eran mi debilidad.

en otro momento ya solamente con sonar me podía llegar a dar un soponcio, un terror tan profundo que prefería ignorar.

hoy en día me encanta que la que llama soy yo y nadie me llama porque siempre es a muy lejos o muy caro y tengo total dominio de la situación.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6
0 comments
Submit comment