archivo
junio 2011

 

los flamencos son la columna vertebral del kitsch. a mí me parecen un motivo ornamental sin igual, siempre actual, siempre vigente, porque son un clásico.

además hay algo de rosa flamenco que es muy pilas y levanta todo, aunque se los mire con un enfoque un poco más melanco, como la primera foto del set, que me hacer acordar muchísimo a la escena esa en «Corinna, Corinna» donde Ray Liotta proyecta unos viejos videos familiares sobre una cortina que se mueve con un viento que entra por la ventana.

Bellísimo todo.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

el tuxedo es un ítem inmortal.

créditos: 1-6

 

designspiration es donde voy coleccionando todo lo que denomino y englobo bajo el concepto de «graphic art».

la verdad es un espacio que me parece divino y que está muy, realmente muy, bien curado por la comunidad en su conjunto.

lejos de la cosa toxicomaníaca del último período de ffffound, acá creo que por ahora reina la mesura y la cero congestión —y por suerte todavía ni rastros de porno-hipster.

tengo una invitación para dar, así que si hay algún interesado por ahí me escribe a bety@coqueterias.net y le hago entrega de la misma.

*

ah, en ds.pn soy más conocida (por 5 gatos locos) como /betycoqueterias

lo bueno es que somos pocos y no nos conocemos nada.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

en materia de estética no hay espacio para la soberbia porque es todo sobre buen gusto y sensibilidad.

—en mi humilde opinión.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

«Al ingresar en cualquier espacio de la vida cotidiana encontramos que, en algún sentido, la escena ha sido preparada, que en ella algo ha sido dispuesto. Los objetos seleccionados junto a un mobiliario compuesto que sugiere escenas de diálogos e intercambios suspendidos, la presencia de algún elemento decorativo, el vacío mismo, una cierta temporalidad quebrada, articulan y conforman ese espacio»

—Marita Soto, «La puesta en escena de todos los días. Prácticas estéticas de la vida cotidiana»

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

siendo viernes me pareció muy pertinente tomarme el atrevimiento de sugerirles algunos de los films que me acompañaron a lo largo de la adolescencia.

la rutina era salir el viernes, acostarme a cualquier hora, dormir todo el sábado para levantarme y volver a salir, volver otra vez a cualquier hora, que me despertaran obligadamente para el almuerzo familiar el domingo y después de comer, volver a la cama a dormir la siesta y mirar películas hasta la hora de cenar.

de más está decir que las quiero a todas por igual.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

lo que pasa en Las Vegas te cambia la vida.

*

este va para Jade de corazón.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

a veces para juntar las fuerzas necesarias para cocinar,

se necesita de un pequeño estímulo visual.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

es cándido, pero del regreso a Buenos Aires me da mucha felicidad el reencuentro con la máquina de coser. una Singer que era de mi mamá y que me cose ropa since 1981.

en un momento tuvimos que hacer un parate porque a mi mamá se le había dado por hacerme unos pantalones y ‘monos’ floreaditos liberty todos como babositos con elástico y abajo un poco más angostos que hoy son el orgullo de H&M y Topshop, ponele.

pero yo tenía 13 y estaba totalmente deformada de pubertad.

tampoco es que ahora me parezcan un gran acierto, eh.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

a un ritmo tropical.

créditos: 1 2 3 4 5 6