el plisado está a tope y aunque en el sentido común ordinario de las madres y otros personajes críticos y fatales en la vida de toda mujer sea sólo apto para altas y flacas porque engorda y no estiliza, sepan que eso es una sórdida y vil mentira por parte de personas que, en realidad, lo que seguro no querían era planchar faldas infinitas o algo así. pero no, que para eso están los tintoreros profesionales.

en el invierno adquirí, en una feria, una falda plisada negra de seda larga hasta el piso que acorté y es como un envoltorio de bombones súper caros que me hace sentir como un capricho de lujo.

créditos: 1-6
0 comments
Submit comment