esta película la vi a los 12 o 13 años y desde entonces es como algo que siempre explica muy bien mi mundo interior.

ya sé, estoy diciendo pavadas —pero es que soy igual.

 

me encanta que Molly tiene una tortuga como mi amigo Santi y que todos los adultos están siempre un poco bebidos de más —hete aquí la vida misma.

la tengo en VHS  —cosas de Bárbara.

créditos: 1 - 6