archivo
beauty

 

me obsesionan. son un hairstyle de cabecera -valga la redundancia conceptual- y todos los días tengo uno, mejor y peor logrado, en la cabeza.

levantan todo y además de ser algo de lo más cómodo, te mejora el perfil, la postura y te dan gracia y elegancia.

no me gustan tanto los prolijitos de bailarina, me gustan más los enmarañados y casuales y, principalmente, los que parecen que andás con pájaros en la cabeza.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

pocas cosas me generan tanta fascinación contemplativa como los tocadores en general y los frascos de cristal biselado, las polveras y los perfumeros en particular> es como un mundo todo de caireles.

no hay coquetería mayor ni más sublime que el tocador propio.

créditos: 1 2 3 4 5 6