archivo
clásicos

 

en el día del otoño no nos vamos a negar unos ciervitos.

de paso celebro el crecimiento de mi helecho cuerno de alce —que es lo más parecido a un bambi que voy a tener por el momento.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

hay que salir a rodar más y tomar por asalto la ciudad.

en lo personal me cabe el patín.

pero bici, tabla o cualquiera de todos los nuevos cachivaches que se ven también.

nos vemos por ahí.

 

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

animales de temporada como bambis, zorros y osos

—juguemos en el bosque mientras el lobo no está.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

en general no suelo llegar tan quemada a diciembre, pero este año mudamos países mudamos casas mudamos vidas trabajé como nunca y se me volcó también el corazón.

el año que viene prometo estar más por acá, es toda la intención.

voy a hacer un aflojation importante laboral y voy a volver a estudiar>

la curaduría como método.

*

chau 2011 que seas feliz.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

estoy con todo lo súper femenino

—rosa y dorado hasta el final.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

«Cuando todo se derrumba, volver a casa y poner orden»

 

*

 

tengo la suerte de convivir y compartir el espacio vital con Eckells.

lo que les puedo decir es que estando en Barcelona los extrañamos casi tanto como extrañamos amigos.

somos ricos en arte, esa es nuestra fortuna.

 

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

otro motivo atemporal.

 

 

créditos: 1-6

 

los flamencos son la columna vertebral del kitsch. a mí me parecen un motivo ornamental sin igual, siempre actual, siempre vigente, porque son un clásico.

además hay algo de rosa flamenco que es muy pilas y levanta todo, aunque se los mire con un enfoque un poco más melanco, como la primera foto del set, que me hacer acordar muchísimo a la escena esa en «Corinna, Corinna» donde Ray Liotta proyecta unos viejos videos familiares sobre una cortina que se mueve con un viento que entra por la ventana.

Bellísimo todo.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

el tuxedo es un ítem inmortal.

créditos: 1-6

 

en materia de estética no hay espacio para la soberbia porque es todo sobre buen gusto y sensibilidad.

—en mi humilde opinión.

créditos: 1 2 3 4 5 6