archivo
icons

 

me encanta todo lo que sea falda frou-frou.

una vez tuve un tutú, ya de grande, y lo usé un par de veces, estaba bueno.

lo mejor de todo igual era la sensación de estar en una mata de tules y encajes, la cadencia de la falda y hay también como un crujido parecido a comerse un merengue.

créditos: 1 2 3 4 5 6

 

todo lo que tenga que ver con bambis me gusta desde que era muy chica y fuimos un domingo de paseo al “zoológico de los animales sueltos”, tal como lo denominaba yo, que sería -me imagino- el de Cutini de LeMans o alguno así si es que había otro.

estos datos los doy con total vaguedad porque es la vaguedad de mi recuerdo, así como todavía al día de hoy me cuesta diferenciar mucho qué recuerdos de la infancia acontecen en el Italpark y cuáles en el Interama.

cuestión que hay unas fotos, que no las tengo acá conmigo, donde estamos -mis hermanos y yo- en un lugar donde nos daba el sol en la cara, el resplandor lo volvía todo cálido y los bambis se dejaban acariciar.

 

créditos: 1 2 3 4 5 6